Estas aqui
Home > Cultura > El rincón de Newman: Negadon y el miedo

El rincón de Newman: Negadon y el miedo

EL RINCÓN DE NEWMAN

Por MRNewman

En Negadon, vemos a un hombre roto lleno de miedo por su propia iniquidad. ¿Podrá superarlo?

negadon

Negadon: The Monsters from Mars es una pequeña película de animación japonesa que puedes ver en su totalidad legalmente en el feed de YouTube de Manga Entertainment. Son 28 minutos de duración cuando se incluyen todos los créditos. Adelante, voy a esperar, echa un vistazo a la película.

NOTA: ALERTA DE SPOILERS. SI NO QUIERES SER ESPOILEADO, MIRA LA ANIMACIÓN. SI NO TE PREOCUPA O YA LA VISTE, CONTINÚA LEYENDO.

Como decía, Negadon es un cortometraje de animación japonés; sin embargo, no está en un estilo de anime. Se trata de una película de animación gráfica diseñada para tener un estilo muy realista. En muchos sentidos, se parece más a una película de monstruos tradicionales.

El escenario es el año 2025 en un escenario futuro arrancado de la ciencia ficción escrita en los años 60/70. En la película, una expedición espacial a Marte trae de vuelta una extraña formación rocosa que se encuentra bajo la superficie de ese planeta. En su camino de regreso, todo se desmorona, la nave espacial es destruida y una criatura es liberada, causando estragos en Tokio. Suena como una película monstruosa para mí. Ahí es donde entra en juego nuestro protagonista, Ryûichi Narasaki.

Narasaki había sido ingeniero de robótica. Hace años, él construyó un traje robótico robusto hasta que algo sucedió. El traje funcionó mal, lo que le hizo perder el ojo y la vida de su hija. Desde entonces, la vida ha sido diferente para Narasaki. Más fría. Más solitaria. La película es, en muchos sentidos, un episodio de botella. Narasaki sigue como un viejo estudiante que viene a visitarlo, como él recuerda la muerte de su hija, mientras que él mira al monstruo caer del cielo y atacar Tokio. Él ha evitado la robótica durante años después de la muerte de su hija. Ahora la ciudad está bajo ataque y nadie es capaz de detener al monstruo. En este momento, Narasaki tiene una opción. Puede elegir ser como todos los demás civiles y esperar que todo esté bien, o puede elegir actuar. Puede elegir mirar cómo el monstruo destruye todo lo que ama, o puede elegir entrar en la situación y tratar de salvar el día. Sabe que tiene las habilidades. Él sabe que es capaz. Él sabe que está roto, defectuoso, débil, y también sabe que esto puede ser la muerte de él.

Él lo hace de todos modos.

Este no es un riesgo que todos tenemos que tomar, saltando a una muerte segura para salvar el planeta. Pero hay cosas que cada uno debe enfrentar que nos llevan fuera de nuestras zonas de confort. Podemos saber lógicamente que tenemos las habilidades, pero llegamos a cada una de estas situaciones con equipaje que nos retiene. Cada uno de nosotros entra en cada situación con el conocimiento de que a pesar de nuestras habilidades, somos defectuosos, rotos y débiles. La Biblia es increíblemente clara al señalar nuestra propia iniquidad cuando dice explícitamente que todos estamos lejos de Dios (Romanos 3:23). Sin embargo, tenemos que ir de todos modos.

Narasaki podría haber permanecido en casa e ignorado la batalla delante de él. Era el caparazón de un hombre al que todavía le dolía su propio pecado y la pérdida de su hija. Nadie lo culparía. No lo hizo. Salió e hizo lo que sabía que tenía que hacer.

A veces tengo miedo. Miedo de ser un padre menos que estelar. Miedo a ser un marido inadecuado. Tengo mis propios defectos. Tengo mis propias debilidades. Tengo un pasado que es imperfecto. Tengo que seguir adelante de todos modos. Necesito ser papá. Necesito ser un marido. Necesito servir a mi familia. Necesito dirigir a mi familia. Necesito amar a mi familia. Tengo que hacerlo de todos modos, aunque sea débil, roto e imperfecto.

Como cristiano, creo que el único camino a Dios es a través de Cristo. Creo que la única manera de ser salvados es a través de la sangre derramada por Jesucristo que nos reconcilió con el Dios perfecto y omnipotente. Creo que Cristo es Dios. Sin embargo, yo no siempre cuento a otros acerca de Él. Hay miedo allí. Miedo al rechazo. Miedo a ser ignorado. Miedo de decir lo malo y hacer que mi Dios parezca tonto. Tengo que hacerlo de todos modos a pesar de ser débil, roto e imperfecto.

La Biblia está llena de historias de personas imperfectas que están acostumbradas a hacer grandes cosas para el Señor. Vemos a Abraham, un adúltero y a veces un mentiroso cobarde que fuer el padre de muchas naciones. Vemos a Moisés, un asesino con problemas de habla, siendo usado para liberar a los israelitas de la esclavitud y llevarlos a una nueva tierra. Vemos a Gedeón, un hombre cobarde y uno de los más bajos de su familia, usado para salvar a los israelitas de la esclavitud. Vemos a Jefté, el hijo ilegítimo de un ex líder que eventualmente ofrece a su hija como un sacrificio humano, usado para liberar a los israelitas de la esclavitud. Vemos a David, un adúltero que tuvo a la mujer de un hombre y a éste lo mandó asesinar, solía unir a los israelitas y enseñar a su pueblo sobre el amor y el perdón. Vemos a Pablo, un hombre que lideró el ataque a la iglesia primitiva, siendo usado poderosamente para compartir el Evangelio de Cristo con los gentiles.

Dios usa a los débiles, usa lo quebrantado, nos usa a todos. Sólo necesitamos dar ese paso. Él estará allí con nosotros, aunque sea aterrador. Sólo respira y sal… tus acciones sólo pueden salvar al mundo.

***

Artículo tomado de: Beneath The Tangles

Citas bíblicas: Versión Reina-Valera-Gómez 2010

Traducción de: Alexis “El Broder” Rodríguez

Oswaldo Pinto
Director CEO de AkariRadio, Fan del anime, Licenciado en Ciencias de la Educación en Historia, fan del buen rock y por supuesto Cristiano por la gracia de Dios

Deja un comentario

Top