Estas aqui
Home > Cultura > Evangelismo y Subculturas Juveniles (Parte 1)

Evangelismo y Subculturas Juveniles (Parte 1)

Cuando hablamos de subculturas estamos hablando de pequeñas culturas o expresiones que  nacen y se desarrollan en la ciudad estas estan simentadas en una ideologia en particular o actividad favorita muchas de ellas pueden llegar a ser grandes comunidades dentro de la ciudad, Timmy Ost nos relata en una ensayo lo que los cristianos deben hacer ante estos grupos de jovenes con  una visión del mundo diferente a los demas 

CIUDADES MULTICULTURALES


En términos macros, las ciudades conforman culturas. Sin embargo, a nivel micro coexisten diferentes culturas: ambientalistas, socialistas, capitalistas, anarquistas, liberales, conservadores, dueñas de casa, trabajadores, subculturas urbanas, ciudadanos, etc. Todas viven en el mismo espacio geográfico, las ciudades son multiculturales. La globalización, además de estandarizar, produce cada vez la aparición de diversos movimientos a los que los jóvenes se adhieren buscando pertenencia e identificación. ¿Qué rol juega hoy la Iglesia dentro de este fenómeno social?
Los análisis culturales concluyen que la Iglesia es una subcultura más (Hooft, 2009). En muchos casos, ésta impone particulares tipos de vestimenta, música, lenguaje e ideología para poder pertenecer o acercarse a ella. Esta situación genera un problema: varias subculturas juveniles son culturas que existen en resistencia a la subcultura Iglesia. Esta resistencia obedece a un fenómeno de violencia. La violencia simbólica (Soto, 2010) es la imposición de significados que produce exclusión. Muchas iglesias, al asumir como válida cierta manera de entender al mundo, excluyen a culturas de la ciudad de entender y vivir la vida que les ofrece Jesucristo.

 

Al analizar diversos folletos de evangelismo que se utilizan o venden en librerías cristianas, o los discursos utilizados para llevar el plan de s

alvación a las ciudades, identificamos este fenómeno de violencia simbólica. Se impone una manera de entender el mensaje de Jesús, la de la subcultura cristiana, en el lenguaje, símbolos e ideologías. La ciudad es multicultural, coexisten en ella una diversidad de maneras de ver al mundo, y Jesús tiene una respuesta para cada una de ellas desde sus realidades específicas.
Los adolescentes son los que más se adhieren a las diversas subculturas juveniles, pues en esta edad definen su identidad. La identidad siempre es precedida por la identificación. Antes de construir su identidad en una cultura Juvenil, el joven se siente identificado a ésta. ¿Logra la Iglesia de hoy que los jóvenes de la ciudad se identifiquen con ellas? No. Nuestras indagaciones muestran

que muchos jóvenes ven a la Iglesia como una institución legalista, autoritaria y juzgadora, como
un sistema que inhibe sus deseos de ser ellos mismos. Muchas culturas juveniles se mantienen en
resistencia a la cultura dominante (incluyendo aquí a la Iglesia), denunciando la hipocresía, el
egoísmo y la avaricia. Jesús hizo lo mismo, pero estos jóvenes no se identifican con la Iglesia.

Oswaldo Pinto
Director CEO de AkariRadio, Fan del anime, Licenciado en Ciencias de la Educación en Historia, fan del buen rock y por supuesto Cristiano por la gracia de Dios

Deja un comentario

Top