No dejes que la ansiedad por el anime te destruya

BENEATH THE TANGLES

Por TWWK

“Me he labrado una vida en la que trato de no asumir demasiado…”

fomo

Mientras escribo esto, un dolor de cabeza está rugiendo en mi cabeza. Es el resultado, probablemente, de alergias, pero hay una voz en mi mente que dice no, no es eso. En realidad, es por todo el estrés y las malas decisiones que se han apoderado de mí y hoy, finalmente, han sacado sus feas cabezas.

He sido fuera de combate durante las últimas dos semanas más o menos, tal vez no se hayan enterado aquí debido a todos los excelentes artículos de nuestros otros escritores de BtT, principalmente por vacaciones. Pero cada vez más, no puedo disfrutar de las vacaciones. Cuando eres un adulto y un padre, se vuelven difíciles porque estás a cargo de toda la diversión… lo cual no es nada divertido.

Pero más que eso, las obligaciones pesaban en mi mente. Estoy en una posición en el trabajo ahora donde nunca estoy realmente en descanso, lo que generalmente está bien conmigo. Pero este tiempo alejado ha dejado en mi escritorio una gran cantidad de elementos sensibles al tiempo, y la presión para completarlo, combinada con una tormenta perfecta de vida familiar (enfermedades familiares, bebés en camino, responsabilidades de la iglesia), me han puesto de mal humor.

Agrega a eso una presión inusual: el deseo de ver nuevos episodios de anime por miedo a perdérmelos (Ansiedad), y más aún, ¡porque quiero cosas sobre las cuales escribir! Pero en casa, no hay nada menos que quiero hacer que ver los episodios más recientes de shows de los que no estoy realmente loco, como After the RainDarling in the Franxx, y Cardcaptor Sakura, y no quiero. Pienso demasiado y analizo los shows que realmente disfruto, como March Comes in Like a Lion y Silver Spoon (rewatch) para que pueda tener material sobre el cual escribir.

Creo que la respuesta a todo esto es el tiempo. Me he labrado una vida en la que trato de no asumir demasiado, o más bien, en donde tomo demasiado, lo suficiente como para desafiarme y esforzarme por ser una mejor persona. Una vez que regrese a eso, a la vieja norma, estaré bien. Pero también me doy cuenta de esto: cuando la vida está un poco fuera de control, realmente quiero controlarla, y en este momento no puedo. Mi esperanza es que esta vez, por abrumadora que parezca, conduzca al bien, a una rendición que sé que necesito dar, de mí mismo y de mi orgullo. Ese es el miedo más grande de conquistar, y uno, por suerte, eso sucede cuando elijo no conquistarlo en absoluto.


 

 


 

Artículo tomado de: Beneath The Tangles

Citas bíblicas: Versión Reina-Valera-Gómez 2010

Traducción de: Alexis “El Broder” Rodríguez

Comments are closed.